miércoles, 30 de noviembre de 2016

JUAN ALBERTO LIBREROS MORALES, Brigadier General de la Policía

El Brigadier General Juan Alberto Libreros Morales en compañía del alcalde de Filadelfia, Germán Zuluaga Duque y el Coronel (r) Antonio López González

En el día de hoy, noviembre 30 de 2016, fue ascendido a Brigadier General de la Policía Nacional de Colombia,  JUAN ALBERTO LIBREROS MORALES, hijo de Filadelfia Caldas, 
Felicitaciones al nuevo General y nuestros mejores deseos por el éxito en su nuevo rol en la oficialidad de la policía colombiana.

Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada "JUAN ALBERTO LIBREROS MORALES, Brigadier General d...": 

Este hijo de Filadelfia es la muestra más clara de empuje, constancia, perseverancia, transparencia y honestidad...Que Dios lo siga bendiciendo.Felicitaciones Filadelfia, Felicitaciones Caldas. Qué orgullo! 

Equipo Chapecoense, siempre presente





sábado, 26 de noviembre de 2016

Falleció en Manizales Alberto Henao Arias

Alberto Henao y Edilma Calderón


En las horas de la tarde de hoy, sábado 26 de noviembre de 2016, falleció en Manizales, ALBERTO HENAO ARIAS, esposo de Edilma Calderón Giraldo, matrimonio filadelfeño, padres de Ricardo, Beatriz Eugenia, Olga Cecilia, Gloria, Jaime y Carlos Alberto. 
Nuestro saludo de condolencia y abrazo fraternal, ofreciéndoles todo nuestro acompañamiento espiritual para su esposa, hijos,  hijas, hermanos y demás familiares y amigos.
La Asociación de filadelfeños residentes en Bogotá, Asofirb, invita a acompañar a nuestra Vicepresidenta de Junta directiva de Asofirb, Beatriz Eugenia  y a toda su apreciada familia a la Velación de su padre, Alberto, en la Funeraria Jardines de la Esperanza de la Carrera 24, de Manizales, y la misa de Funeral en la parroquia de Los Dolores, Barrio LaEstrella, a las 3:00 p.m. de la misma ciudad.
Paz en su tumba para Alberto y tranquilidad, aceptación y amor para todos los familiares

GUILLERMO RAMIREZ RESTREPO*


Guillermo Ramírez Retrepo

Nació en el municipio de Filadelfia, Caldas, hijo del ilustre maestro, compositor y director Félix Ramírez Duque, con quien inició sus estudios musicales a muy temprana edad. Integró las Bandas municipales de Filadelfia, la Banda Juvenil del INEM (Manizales), fue alumno fundador de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Caldas. Estudia el curso básico de música en la Universidad de Caldas, especializándose en Clarinete con el Maestro Antonio Gil Medina. Se gradúa como Licenciado en Pedagogía Musical en 1995. En 1997 viaja a España becado por el Ministerio de Cultura de Colombia a realizar una investigación pedagógica en las sociedades Bandísticas de la Comunidad Valenciana. Fue Monitor del Ministerio de Cultura en el área técnicas de Dirección de Bandas. Está vinculado al Programa de Bandas desde 1987, dirigiendo las Bandas de Salamina, Chinchiná, Riosucio y actualmente la Banda Sinfónica de Villamaría Caldas con las que ha alcanzado los más importantes logros en todos los Concursos realizados en Colombia y tiene también un diplomado en Dirección de Bandas hecho en Diciembre del año 2002 en la Universidad de Nariño. Ha sido invitado a dirigir las Banda Sinfónica Juvenil de Cundinamarca, Sinfónica de Caldas, Sinfónica Departamental de Nariño, Sinfónica Departamental del Valle del Cauca, Orquesta Sinfónica Juvenil Batuta de Leticia, Amazonas. Actualmente dirige también la Banda Sinfónica de la Universidad Nacional de Colombia sede Manizales. En el mes de febrero del presente año realizo una gira de conciertos con la Banda Sinfónica de Villamaría Caldas en Lliria y Barcelona España. Ha estudiado Dirección con los Maestros David Mackenzie, Gerald Brown, Carlos Montoya Gómez, Miguel Ángel Casas, Patricia Venegas, Ludovic Bougoin y Leonardo Marulanda.

*Fuente:Facebook/Bancaldas Nacional

Texto del mensaje

domingo, 20 de noviembre de 2016

Homenaje póstumo a Otto Morales Benítez



Jesús Helí Giraldo Giraldo  habla sobre el Dr Otto Morales Benítez


189 AÑOS DE LAUNIVERSIDAD DEL CAUCA. CAPITOLIO NACIONAL. NOVIEMBRE 18 DE 2016
OTTO MORALES BENÍTEZ
Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo
Otto Morales Benítez nació en Riosucio Caldas el 7 de agosto de 1920, realizó estudios secundarios en su ciudad natal y en Popayán en el Liceo de la Universidad del Cauca. Abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Profesor universitario, jurista, político, investigador, académico. Fue uno de los fundadores de la Asociación de ex alumnos de la Universidad del Cauca, Asecauca, Capítulo Bogotá, el 24 de junio de 1977.
Este momento tiene un significado trascendental para mí al reunirme con ustedes para hablar de un hombre universal. Otto Morales Benítez fue el resplandor que iluminó una época, nos dejó su luz difundiendo el conocimiento y la cultura en rayos impregnados de humanismo. Cien libros publicados más 42 esperando turno editorial, sumado a 60 de los cuales fue coautor expanden su inteligencia y despiertan el saber.
De los libros que no han salido a la luz pública tuve el placer de conocer uno muy especial, Popayán, la culta. En él despliega Otto Morales Benítez otro de sus amores, la ciudad de Popayán y la Universidad del Cauca, con el manto de cultura característico y sus grandes exponentes del mundo intelectual. Menciono especialmente el artículo sobre los 170 años de la Universidad del Cauca, una oración suya pronunciada el 11 de noviembre de 1997.
Otto Morales y Jesús Helí Giraldo, el 7 de octubre de 2014
La sabiduría de Otto Morales Benítez, calificado por Belisario Betancur como “Maestro de Maestros”, lo llevó, entre otras cosas, a integrar 47 Academias nacionales e internacionales y a ser postulado al Premio Príncipe de Asturias 2010.
Fue tal la magnitud de su obra que sobre ella se han escrito más de 20 libros y ya hace parte del pénsum universitario con el nombre de Cátedra Ottoniana, modulada hacia el estudio del humanismo social, análisis de Conflictos y construcción de identidades.
Su autenticidad sale a flote en todos sus actos y en su palabra. A la pregunta de Augusto Escobar Mesa, en el libro Interrogantes sobre la identidad cultural colombiana, “¿De los personajes que han hecho historia aquí o allende ¿cuál  hubiera querido ser?”  Otto Morales responde: “Ninguno. No me gusta sino ser Otto de Riosucio”… por una razón sencillísima: porque nosotros somos parte de ese engranaje histórico. Tenemos una gran tradición indígena en el pueblo mío, una cultura popular, mítica, profunda; lo del Diablo del Carnaval de Riosucio no puede explicarse sino como una continuación de lo que es la tradición de un pueblo que canta sus símbolos, que protesta, que sueña; es la tradición de un mundo nuevo. Ese sí nuevo a pesar de que venía de las fuerzas más ancestrales”.
¿Por qué no llegó a la Presidencia de Colombia?, pregunta Escobar Mesa: Otto responde: “Uno sueña con llevar al gobierno unas tesis. Si éstas hay que doblegarlas, para admitir la concupiscencia electoral, no vale la pena truncar de esa manera los sueños democráticos”.
Otro testimonio de su carácter aparece en El tiempo el 3 de febrero de 1981: “… cuando descubro en lo que se ha ido convirtiendo la mecánica política y lo que ésta demanda, veo que mi manera de concebir la acción a favor de una causa no concuerda con sus exigencias. Ello explica mi cambio de parecer”
¿A qué le ha sido infiel? Tajantemente precisa que no le ha sido infiel a nada de lo que ama, y agrega que es fiel totalmente a las personas, las ideas y las cosas que ama. Su esposa Livia Benítez, sus hijos Adela, Daniel, y Oympo, sus hermanos y familiares, la Universidad Pontificia Bolivariana, la Universidad del Cauca y Popayán, sus amigos, Colombia, sus libros y su lectura y la humanidad entera saben de qué hablaba.
Otto Morales se definía a sí mismo como “un hombre que trabaja humilde y pacientemente y con mucho respeto por los demás”. Le cantó a la amistad, calificándola como el privilegio de la existencia, de esta manera describe su acción solidaria: “ayudar  me produce euforia. Realizo el acto que se me pida y, luego, olvido mi contribución. Por ello no me persigue la amargura de la ingratitud”.
Otto Morales le da prioridad al arte de la conversación sobre sus otras dos inigualables virtudes, la de escribir y la de reír, explicando que no hay nada tan sugerente como el misterio de la relación con la gente, y agrega; con la palabra usted maneja el amor, los negocios y la política. 
Luchador desvelado por la paz, desde las causas de la violencia hasta la búsqueda de un país reconciliado y en sana convivencia.  Al asumir el cargo de Alto Consejero de Paz en el gobierno de Belisario Betancur  dijo: “La paz es obligación de todos los colombianos y por alcanzarla debemos luchar sin que nadie se sienta al margen. No sólo es un deber del gobierno. Es también una tarea de todos”.
Fue el sabio que nunca dejó de aprender, su ejemplo nos dice que el estudio no termina, la universidad sólo nos abre el apetito del saber, y  éste es insaciable.
Murió Otto Morales Benítez el 23 de mayo de 2015 y ya está constituido el Comité para la celebración de sus 100 años, impulsado por sus hijos Adela y Olympo. Seremos muchos más los que vamos a ayudar a ese comité.
JHGG
Bogotá, 2016-11-18



http://www.eje21.com.co/2016/11/otto-morales-benitez-2/#disqus_thread

sábado, 12 de noviembre de 2016

EL CONGRESO NECESITA UNA OPERACIÓN DE ALTA CIRUGÍA


Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo

No sólo reducir el salario de los congresistas es lo importante, aunque no se justifican esas sumas tan exageradas que reciben los parlamentarios y altos dignatarios de la nación, comparado con lo que devenga la mayoría de los empleados oficiales y qué decir de los trabajadores en general.
Obviamente rebajar esas remuneraciones es algo que debe hacerse. Esa determinación es muy importante porque arrastra un número grande de personajes, entre ellos el mismo presidente de la república, magistrados, ministros, directores de institutos descentralizados y muchos más. Y si de apretar el cinturón se trata, qué mejor que el ejemplo comience por los de arriba
Pero el acto de mayor trascendencia será acabar con la reelección indefinida de congresistas. Hay que dar oportunidad a todos los compatriotas para que accedan a esas dignidades y para ello se requiere una reestructuración del régimen parlamentario que excluya la figura de la reelección indefinida.
Hay que abrir las puertas del Congreso y de la política en general a todos los colombianos y, como están las cosas, eso es imposible llevarlo a la práctica porque un congresista en ejercicio tiene muchas ventajas sobre alguien que aspire por primera vez. Por lo tanto la democratización no pasa de ser una burla y sólo figura de papel.  
Además, el poder que tienen los congresistas en la escogencia de los dirigentes de las distintas ramas del poder y en la consecución de empleos oficiales cierra las puertas a los nuevos profesionales universitarios y a personas que buscan empleo y contratos con el Estado porque generalmente estos terminan en poder del círculo cercano al político tradicional de cada región.
¿Quién se le mide  a estas reformas? Obviamente no las podemos esperar de los mismos parlamentarios. Serán medidas de fondo que sólo responden a una reestructuración del Estado, hecha por éste en su conjunto con proyección y trascendencia nacional.


Jesús Helí Giraldo Giraldo

lunes, 7 de noviembre de 2016

ORACIÓN POR LA PAZ, Omar Gómez Zuluaga


Omar Gómez Zuluaga, autor del Himno a Filadelfia
ORACION POR LA PAZ
En nuestro cielo pronto resplandece,
oh sol sublime de la Paz sagrada;
sin tí exhausta y cansada desfallece
el alma mustia de la Patria amada.

Si nos niegas tu lumbre, entenebrece
el odio con su sombra ensangrentada
el cenit de Colombia que fallece
de este flagelo víctima agobiada.

Danos tu luz de unión y de concordia
y de tu amor el fraternal destello
que extinga en nuestro pecho la discordia.

Lava ya,Paz, del crimen nuetras manos,
y sígnanos a todos con tu sello,
para vivir por siempre como hermanos.

OMAR GÓMEZ ZULUAGA