domingo, 30 de octubre de 2011

"Mi querida enemiga", obra de Julián Chica Cardona

Nota publicada en el Diario del Otún,  Domingo 30 de octubre de 2011
 
La voz rebelde de la literatura
Alberto Rivera
El Diario del Otún

El escritor Julián Chica ganó el XXVIII Concurso Nacional de Novela Ciudad de Pereira 2011. Para muchos un reconocimiento tardío dada la labor que durante toda su vida ha desplegado este poeta, historiador y gestor cultural que muchos reconocen como la voz rebelde cuando de reclamar atención hacia los trabajadores de la cultura se refiere.

Chica tiene 56 años y da ejemplo de actividad permanente y sin descanso en materia cultural. No da fácil su brazo a torcer, es lineal, buen amigo y consejero y este reconocimiento lo pone a la par entre los mejores escritores del país.

"Mi querida enemiga", la novela ganadora le encamina sus pasos de nuevo por la narrativa, tras haberse dedicado a la poesía con pasión desbordante. "Creo que hay premios que uno debe recibirlos no con humildad, sino con la austeridad y la prudencia propia de quien apenas inicia su camino, porque todo premio trae consigo los más variados y diversos amores y odios propios de este medio en el que nos desenvolvemos", señala.


Una sinopsis de la novela para los lectores que la esperan...

- A juicio del jurado es una novela de iniciación romántica y erótica en la que el personaje es objeto de dos momentos conectados con la permanente búsqueda y exploración del lado femenino a partir de la proximidad cotidiana que mantiene con su hermana gemela, de donde se sugiere muy veladamente cierta relación incestuosa.

El primer momento tiene que ver con el manejo de una cantera invadida por colonos que él hereda, y en cuyo proceso de recuperación protagoniza una complicada relación erótica con la secretaria de las abogadas, y luego con la hermana de ésta y finalmente con la hija del administrador; y el segundo, tiene que ver con la dulce toma de escopolamina que le da una bella mujer quien utiliza todos sus encantos cuando éste sale de viaje para la capital a recibir el cheque de un consorcio, y luego de recuperarse de esta agresión que casi le cuesta la vida, pero sin resentimientos contra ese lado femenino de toda mujer fatal, vuelve sobre sus pasos al reencuentro con una bella dama con quien consuma una apasionada relación.


¿Dónde se desarrolla?
- La localización geográfica de la novela no aparece explícita en la obra pero hace alusión al territorio hipotético de una Pereira con una calle larga, como la tienen muchas poblaciones cuyo perímetro urbano se ve alterado por el poblamiento anormal de cinturones de miseria e invasiones que alteran irremediable las dinámicas de esa sociedad y hacen transición a lo que son hoy las ciudades intermedias.


¿Para qué sirve ganar un premio como este?

- El premio es un paso para salir de la invisibilidad en estos menesteres. Pero el punto no es por el estímulo económico o el boom de haber ganado un premio; me parece que lo más importante es que se trata de una obra literaria que le ha de aportar unos valores agregados al desencriptamiento de la ciudad, y que va a trascender más allá del tiempo cronológico de su propio autor. En lo profesional, pienso que es una oportunidad para seguir trabajando hasta encontrar un lenguaje propio en dicho género porque es el reconocimiento a una obra capaz de trascender al individuo mismo que la ha escrito, y como texto escrito es un hijo más que tiene que valerse por sí mismo.


Su poesía es de tonos variados, pasa fácilmente de los textos elaborados a la antipoesía, y a expresiones eróticas. ¿cómo logra esa variedad literaria?

- Probablemente sea el resultado de una búsqueda insistente y personal por encontrar un lenguaje propio con el cual poder decir las cosas, animado por la idea de la innovación en las experimentaciones literarias. Me considero, ante todo, un tallerista literario que cree profundamente en el valor de la autocrítica, y por ende, en la crítica cuando está bien fundamentada, y no se alimenta del libelo destructivo, con lo que ciertos seudo-intelectuales se solazan.


¿Se considera más poeta o narrador?

- La poesía en mí se remonta a los primeros años de mi infancia, desde cuando mi padre, Amador Chica, me convirtió en declamador; y jóvenes mayores que yo me contrataban para que les escribiera cartas de amor para sus novias. Y aunque en una entrevista la literata Cecilia Caicedo aseveraba que ella me conocía más como poeta, desde mi primer libro “Zodíaco de Flechas”, en 1993, cuando llenamos el teatro Santiago Londoño y pudimos contar con la actuación académica de Eduardo López Jaramillo, lo cierto es que en el exquisito y exigente círculo de la poesía, mi nombre no deja de ser más que un hecho muy local, al punto que se me conozca más bien como gestor. El otro asunto tiene que ver con mi trabajo con la historia, con lo que me siento bastante cómodo como narrador, pedagogo y ensayista histórico como lo demuestra mi experiencia literaria en ese campo. Además, tengo algunos ensayos inéditos sobre tanatología, suicidio, la filosofía de Danilo Cruz Vélez, y asuntos sociológicos.


Usted es Consejero de Literatura ante el Ministerio de Cultura. ¿Hay de verdad interés desde lo oficial para brindarle apoyo a los escritores?

- Ese interés sí existe desde algunos sectores de lo nacional, sin embargo los procesos son muy lentos. Hasta hace cinco años en el Ministerio de Cultura no existía área de literatura dentro del organigrama de la dirección de artes, como quiera que sólo se reconocían como líneas artísticas, y con presupuestos la música, el teatro, la danza y la plástica.

Esa lucha para que se reconociera el área de literatura se venía dando desde la base de la pirámide de los escritores, mucho antes de la creación del ministerio, y año tras año se seguía dilatando desde las instancias del poder. También hay que reconocer que el universo literario colombiano está distribuido por castas y tiene ciudadanos de primera, de segunda y de tercera, igual a como está distribuida nuestra sociedad.

Está lleno de islas, y la mayoría de la gente buena que edita y autoedita por su cuenta, y le aporta valores agregados a la sociedad desde sus palestras literarias, no es solidaria en esa lucha, y lo que es peor: no se interesa en el poder de la palabra para incidir en esas transformaciones que se necesitan.

En cuanto a lo de brindarle apoyo a los escritores, tiene que ver con esos cambios de actitud y pensamiento que se requiere en nuestra dirigencia, porque nuestros alcaldes, concejales, diputados y parlamentarios no tienen campo en sus agendas sino para el cemento y el garrote. Aún no entienden que la cultura es la única herramienta para construir legalidad, progreso y paz en las ciudades de Colombia.

Escritores valiosos

¿Cuál es su percepción de la literatura pereirana, de quienes la protagonizan y a quiénes destaca en ese campo?

- En Pereira no se advierte en verdadero liderazgo que jalone e incluya a todos los actores que giran en torno a la literatura, porque sigue siendo un sector poblacional muy fragmentado, politizado y asediado de islas y de francotiradores que ven en ese esfuerzo una gesta, una maravillosa causa, pero que no es más que el ejercicio de un individualismo muy mal entendido. Pereira tiene escritores muy valiosos, aunque desconocidos para el sistema cultural y educativo, o en el peor de los casos, confinados al olvido; es el caso de la antologista y escritora Cecilia Caicedo, Leonardo Fabio Marín, Yorlady Ruiz, Adelnide Giraldo Herrera, Héctor Escobar Gutiérrez “El Diablo”, Jaime Ochoa Ochoa,  Aurelio Tavera y Juan Alberto Rivera; en fin, la lista es larga.

sábado, 29 de octubre de 2011

Cuando quieres, puedes

Todos los días nos inundan la experiencias bellas de la superación. Ejemplos  a seguir son miles. Las limitaciones no existen cuando la decisión es atrevida y no se conforma, en cambio se enfoca en lo que tiene y con la persistente voluntad sublime hace milagros.

http://youtu.be/5UVUzAUiEMY

jueves, 27 de octubre de 2011

La Tienda de don Blas, novela de José Adelnide Giraldo Herrera

Hace unos minutos, apenas, recibí esta grata noticia y la comparto con los lectores de este blog.
José Adelnide Giraldo Herrera, poeta, cantautor y ensayista, es otro  hijo de Filadelfia que sobresale en el campo de las letras:  finalista en el Concurso nacional de novela Ciudad Pereira  1996 con la novela  Telaraña y en el 2011 con la novela  En el umbral del infinito. Ahora nos entrega a los lectores un nuevo libro: La tienda de Don Blas.
Hay que leer La tienda de Don Blas.
Felicitaciones Adelnide y muchos éxitos.

jueves, 20 de octubre de 2011

Riqueza es sinónimo de responsabilidad y disciplina

En un  país tan rico, como Colombia, los recursos deberían alcanzar para todos.
Analicemos este video y saquemos las propias conclusiones para empujar el cambio.

http://youtu.be/lzuLYV8PLhw

martes, 18 de octubre de 2011

Semillero de esperanzas

Quien desee leer los poemas del libro Semillero de esperanzas puede hacer clic en el siguiente enlace:
http://semillerodeesperanzas.blogspot.com/

sábado, 15 de octubre de 2011

FILADELFIA: RETRATOS DE MI TIERRA








Alfredo Ramírez Duque, hijo de Filadelfia, es Ingeniero Metalúrgico de la Universidad Libre de Colombia, seccional Bogotá. En el año 2004 publicó el libro: Filadelfia. Retratos de mi Tierra.
En este libro hace un recorrido gráfico por la historia municipal.

jueves, 13 de octubre de 2011

Íntimo altar

Por: Jesús Helí Giraldo*

Humano manantial hecho morada,
la gloria en el hogar es sumergida.
Nueva vida de sabiduría colmada
aspira sea el amor quien la presida.

Nueve meses en la mar estancia,
luz divina su propio ser irradia.
De afecto ungida la constancia
escuda un ángel su vanguardia.

Portadora del milagro no se ufana,
la madre preña fértil esperanza,
premio a la paciencia fortuna gana.

Atención de todo alrededor alcanza,
sangre entrega al nuevo ser muy sana,
el mayor regalo en su interior avanza.

* Libro: Amor y elogio, un canto a las virtudes de la infancia.
 http://www.caminoamiser.com/

lunes, 10 de octubre de 2011

Canoping en Filadelfia


http://youtu.be/oneYwYxo5EQ

Mimulus para el temor de origen conocido

Mimulus (Mímulo) es el remedio floral de Bach para equilibrar  el estado emocional caracterizado por el temor  de origen conocido, por ejemplo ante la presencia de un bandido, de un delincuente o de un sujeto armado. Es el temor permanente  del campesino, o del citadino,  que convive con el asesino o el delincuente que ha fijado su residencia alrededor o en el sector. Los habitantes de las regiones rurales  y de los barrios  o comunas apartadas de las grandes ciudades se ven obligados por las circunstancias a convivir con malhechores y, aunque han aprendido a callar, mantienen siempre el miedo latente.
Mimulus (Mímulo) es el remedio para ese tipo de situaciones y tantas similares en las que se conoce el motivo que nos hace temer y por tanto nos mantiene desequilibrados.  El temor al extraño, a hablar en público, a perder el empleo, al jefe, a conducir, a los accidentes, al médico, a una persona determinada, al gato… todas las fobias, cumplen el mismo papel del delincuente que nos asusta y nos pone a temblar con sólo su presencia.
Con este remedio floral recuperamos el valor y la confianza, nos tranquilizamos y alcanzamos la relajación que nos permite desarrollar la comunicación y el entendimiento para saber qué camino coger o qué determinación tomar. Permite a la prudencia ocupar el lugar que antes ocupaba el temor.

Jesús Helí Giraldo Giraldo BFRP*
* Bach Foundation Registered Practitioner
http://www.caminoamiser.com/

Reforma a la Justicia, más privilegios

Algunos miembros de la clase dirigente de Colombia demuestran cada vez más su interés en mantener los privilegios  para quienes todo lo tienen y de olvido y exclusiones para los menos favorecidos.  El proyecto de  Reforma a la Justicia planteado por el gobierno es un gran  plato de lentejas: mantener el Consejo Superior de la Judicatura y aumentar el período de los Magistrados de 8 a 12 años. 
Mientras tanto  la injusticia  sigue latente, que tal la injusticia económica de ver a un trabajador  viviendo con un salario mínimo de $535.000, mientras  Congresistas devengan más de $30.000.000 mensuales.
La reforma a la Justicia no es un tema de simples retoques administrativos o determinaciones para perpetuar los beneficios  a unos pocos. Esto debe ser un proceso integral. Sólo en el ramo laboral los vacíos son muy profundos, qué tal la tercerización del empleo que ha acabado con la estabilidad  y el reconocimiento de la seguridad social por parte del empleador, dejando al empleado el pago de sus prestaciones para poderlo emplearlo, o pagando unos salarios miserables, de otra manera no sería rentable la actividad de la llamada bolsa de empleo al suministrar trabajadores al sector empresarial,  ganancia que sale  del sudor del que trabaja y del recorte de sus derechos. Esto a la vez es dañino para la empresas porqque no permite la identidad del trabajador con ella ni la profesionalización en su campo, por la temporalidad que reviste su empleo.
Los  dirigentes conscientes de esta aberrante situación tienen la palabra.

viernes, 7 de octubre de 2011

Recuperación de los recursos hídricos en la zona cafetera

Jesús Helí Giraldo Giraldo
Las palabras de los sabios visionarios deben escucharse y ponerse en práctica, no importa cuándo las pronunciaron. Y sobretodo, en un tema tan importante como es la salvación del planeta que soporta nuestra existencia.
“He propuesto que le presten a los cafeteros los recursos para comprar las tierras que están entre los 1.800 y 2.300 metros de altura sobre el nivel del mar, en la que no se produce, para que se arborice, para ser reforestadas y garanticen en Colombia la recuperación de los recursos hídricos; para que los ríos  vuelvan a tener los caudales que tanto necesitan. Es una tabla de valores que permite la financiación gratuita al cafetero, que aporta una riqueza inmensa, al devolverle al país su belleza natural y las aguas a sus ríos para que muchos sean navegables. La riqueza en madera puede llegar a ser más grande que la del café al convertirse en fuente de exportaciones, ya que la madera hace falta en todo el mundo. En la última hora, porque mis días están contados, me voy confiado en la sensatez del país y su gente para que aprovechen la bonanza cafetera en algo útil, y no como una simple pompa de jabón, que se revienta sin dejar huella.”
Fragmento del último reportaje concedido por el dirigente cafetero caldense  Leonidas Londoño a la Cadena Radial de Colombia Caracol.
Fuente: Vivienda rural: un desarrollo integral, Jesús Helí Giraldo Giraldo, Tercer mundo ediciones, 1988.
http://www.caminoamiser.com/

Steve Jobs, in memoriam

http://youtu.be/UF8uR6Z6KLc

jueves, 6 de octubre de 2011

Agua y bosques, unión inseparable

Por: Jesús Helí Giraldo





Vivienda sin agua no es vivienda. Por lo tanto en un programa de vivienda, urbana o rural, el agua tiene que jugar el papel que le corresponde como elemento vital. Tenemos que concederle la importancia que se merece, sabiendo cuánta tenemos y cómo la conservamos. El agua es esencial para la vida, cubre casi 4/5 partes de la superficie terrestre y representa  el 70% del peso del cuerpo humano.

Para lograr la mejor utilización y un abastecimiento apropiado de agua se requiere  disciplina, y una campaña educativa que lleve a la comprensión de conceptos que permitan entender las ventajas respecto a la salud que le brinda un adecuado manejo del agua, el cual debe incluir  condiciones apropiadas de captación, conducción, conservación y mantenimiento, finalizando con la purificación.

Dentro de la conservación y mejor utilización del agua es importante la orientación de la conducta humana hacia la preservación de las cuencas hidrográficas mediante el cuidado y la propagación de los bosques, evitando su aniquilamiento, reemplazando los árboles que se derriben, si esto no fuere posible evitar.
Debe promoverse el cultivo de bosques en forma ordenada, clasificada y científica con fines específicos de reforestación, de leña y productivos, impulsando al máximo las especies nativas que permitan escuchar el hermoso trinar de los pájaros en compañía de otras aves e insectos que colaboran en el equilibrio biológico. Incluir la cerca viva, lo mismo que promover y proteger la vegetación circundante de los ríos, conservando una franja de vegetación intacta en cada orilla, controlando las inundaciones y protegiendo la naturaleza.
La naturaleza responde a procesos milenarios de elección, conservación  y convivencia de plantas y animales. Conservar los bosques es mantener el paisaje, el aroma y el canto de las aves, disfrutar el vuelo multicolor de mariposas, es asegurar la acción purificadora con su oxigeno, es proteger la vida.
Para conservar los bosques nativos  en las cañadas y cuencas de acueductos los expertos recomiendan:
•-     Cercar el área a proteger, especialmente en zonas de pastoreo.
•-     Seleccionar con los agricultores de la región árboles de rápido crecimiento y fácil propagación por estaca o rizoma. En Colombia se recomienda  el quiebrabarrigo o nacedero, higuerillo, borrachero, ortigo, iraca, cauchos, candelero, guacamayos, cordoncillos y arbolocos.  Si su propagación es por semilla hacer un semillero comunal.
•-     Platear (limpiar) y sembrar el material vegetativo, o de almácigo, en época de lluvia, buscando crear un ambiente de sombra que inhiba las gramíneas y favorezca las plantas rastreras y arbustivas de hojas anchas.
•-     Propiciar manchas de propagación, especialmente en las orillas de cauces y en entalladuras (en Colombia: plantas como bore, achira, bico, platanillo, rascadera, anturios, herbáceas). Cuidar el bosque  con bejucos y epifitas, musgos y líquenes, con mantillo de hojarasca, materia orgánica y una esponja de raicillas. Esto logra un bosque en su clímax con máxima capacidad reguladora de las aguas.

Fuente: "Vivienda rural: un desarrollo integral",  escrito por Jesús Helí Giraldo). http://www.caminoamiser.com/

martes, 4 de octubre de 2011

Savia del alma*



Fuerza infinita un nuevo ser fecunda,
germen humano de altísima semilla.
Fuente de vida desde la mar profunda,
la savia del alma procrea la maravilla.

Generosidad divina acude a visitarnos,
vital mensaje en crisálida envoltura.
De sabiduría y amor quiere colmarnos,
estímulo de esperanza es su ternura.

En medidas no radica la importancia,
ni edades viejas o reciente nacimiento,
preludia eternidad sublime infancia.

Energía sutil es presencia y alimento,
carga del pasado del futuro es ansia,
para eterno ser tan sólo un filamento.

* Del libro Amor y elogio, un canto a las virtudes de la infancia, escrito por Jesús Helí Giraldo Giraldo. Para ver el contenido del libro, ver: http://www.caminoamiser.com/

lunes, 3 de octubre de 2011