viernes, 29 de enero de 2010

Padres promueven miedos de los niños *

*De PANDI


Las angustias del pequeño en el inicio de su etapa pre-escolar no se presentarían si sus propios padres no se encargaran de infundírselos. Expertos consideran que los adultos son los principales generadores de esta problemática que desestabiliza a los pequeños en sus estudios.



La psicóloga clínica, Jackeline Salcedo Montes, asegura que en gran parte de los casos hay madres sobreprotectoras que generan inseguridad en sus hijos, impidiéndoles la toma de decisiones por sí mismos.



Para reducir estos temores es importante que los padres conozcan los servicios que las instituciones escolares ofrecen a sus hijos y tengan fuertes vínculos de información entre el colegio y la casa. También es fundamental que ellos tengan una actitud tranquila, amorosa y comprensiva con los niños y que se genere sentido de pertenencia hacia la institución educativa.



El Heraldo, 28/01/10, Suplemento “Regreso al Colegio”, págs. 2 y 4.

lunes, 25 de enero de 2010

Unicef advierte peligros para la niñez haitiana

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó su preocupación por la situación que viven los niños haitianos, en particular aquellos que han perdido a sus padres o cuidadores permanentes.



La Organización hizo un llamado para que se brinde atención prioritaria a estos pequeños y se les garanticen todos sus derechos. “Lo que los niños de Haití necesitan ahora es ayuda urgente donde quiera que estén”, dijo Unicef, haciendo especial énfasis en la necesidad de cumplir los principios de la Convención de La Haya, la cual establece el procedimiento para garantizar que los intereses de los niños sean lo primordial a la hora de entregarlos en adopción.



“Los traficantes de niños aprovechan las situaciones de vulnerabilidad, como las generadas luego de un terremoto, advirtió la entidad. “Sabemos por nuestra experiencia que el tráfico se genera durante el caos que sigue a una situación de emergencia. La adopción ilegal, el contrabando y el secuestro también pueden tener lugar en este contexto”.



Agencia PANDI, 25/01/10

miércoles, 20 de enero de 2010

La adopción en Haití, la última opción

De PANDI

Desde el pasado 12 de enero, cuando se registró el terremoto en la isla caribeña de Haití, la situación es adversa para los niños de este país, pues su población representa el 50% de la totalidad de habitantes.

La situación generó una campaña internacional de adopción de niños víctimas de la catástrofe, en la cual se pretende dar un hogar a cientos de ellos en distintas partes del mundo. El Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se pronunció al respecto. Su portavoz, Veronique Taveau, afirmó que “nuestra política es tratar a toda costa, de reencontrar familiares del niño y lograr la reunificación familiar. La adopción la vemos como la última opción cuanto todas las demás hayan fracasado”.

Las cifras oficiales advierten que antes del terremoto el país contaba con una población de 380.000 niños que vivían en orfanatos. Según Unicef, el sismo afectó a otros dos millones de niños.

En medio de la colaboración internacional, Estados Unidos trasladó ayer al estado de Pensilvania a más de 53 niños, cuyo proceso de adopción está a punto de concluir. Por otra parte, más de 300 parejas brasileñas están postuladas para acoger a más niños y Holanda envió el lunes un vuelo charter para recoger a otros 100 niños haitianos.

Colombia, por medio de monseñor Armando Santamaría, ofreció un espacio en los tres hogares infantiles de la arquidiócesis de Medellín, para recibir a 50 niñas entre los 2 y los 15 años y 20 niños más entre los 5 y los 14 años.

El Espectador, 20/01/10, pág.12 – 13. Mary Luz Avendaño.
El Tiempo, 20/01/10, pág 1-6.
El País, 20/01/10, Internet.
EL Espacio, 20/01/10. pág 10.

Elecciones parlamentarias: No más de lo mismo

Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo

Este año 2010 será un año de elecciones parlamentarias y de otros cuerpos colegiados en Colombia.

Cada cuatro años asistimos al espectáculo de la democracia electoral. Desafortunadamente las maquinarias políticas nos tienen acostumbrados a ver empotrados en el poder a una serie de personajes para los cuales no pasa el tiempo.

Para ellos un período de cuatro años, definido por la Constitución Nacional, queda corto para cumplir las incontables promesas electoreras, las cuales no pasan de ahí. Y cada cuatro años se repite el mismo disco rayado. El pueblo olvida el discurso y sigue colgado en su esperanza. La araña teje la red y el elector cae en ella nuevamente.

El resultado sigue siendo igual cada período: el elegido olvida sus promesas y se dedica a armar la maquinaria que lo convertirá en el seguro ganador en la segunda contienda electoral, y en la tercera y en la cuarta, y así sucesivamente hasta lograr su pensión como congresista. No hay otro motivo que justifique su pretensión política. A veces olvidan su derecho al retiro y continúan pegados a su curul. Su egoísmo y codicia es mayor a la equidad y la justicia.

Los ideales humanistas y las aspiraciones de cambio se quedan en la semántica retórica y en el ardid del engaño. Igual las promesas de desarrollo social y progreso de la región. Las obras que requiere la comunidad tienen que esperar. Harán parte de la temática literaria de futuras peroratas proselitistas.

No más de lo mismo, por favor, abramos la puerta de la esperanza y la renovación. La inteligencia colombiana ofrece muchas opciones. Frescas y aún no contaminadas con la corruptela del poder que ha llenado de tanta vergüenza a la nación.

Es la oportunidad de renovar, no de refrendar una actitud delincuente, facilista e inmoral, reflejada en la cantidad de congresistas bajo las rejas por su complicidad con delincuentes o investigados por actos criminales y corruptos.

Los electores tenemos la mayor responsabilidad con la conciencia al momento de votar. Y los encargados de elaborar las listas de los aspirantes a ser elegidos no deben darle al votante el mismo veneno donde no hay nada bueno que escoger.

Ojalá sea la ocasión de elegir de verdad, verdad, un nuevo Congreso.