miércoles, 20 de septiembre de 2017

Abren mina de oro en plena plaza principal de Marmato

Amigos:




El Comité Pro-Defensa de Marmato distribuyó el pasado 13 de septiembre las fotos adjuntas, en las que puede verse (1) el estado actual del sector de La Plaza, que hasta 2006 fue la plaza principal del pueblo, pero que a partir de allí fue condenó al abandono por el proyecto de minería a cielo abierto de la compañía canadiense Gran Colombia Gold, contra la voluntad de los marmateños que se niegan a que desaparezca este patrimonio histórico de todos los colombianos; (2) la mina que abrió la familia del ex alcalde Uriel Ortiz en uno de los costados de La Plaza; (3) la mina como tal, que no es precisamente un socavón de guacheros, y (4) aspecto de este costado hace dos años.

Ver más en: 

cordial saludo,

luis javier caicedo 

lunes, 18 de septiembre de 2017

El Resguardo Cañamomo Lomaprieta está delimitado por el IGAC desde 1994

Amigos:

Una de las tantas cosas que se dicen en las dos plazas de Riosucio y en las emisoras de Manizales, es que el Resguardo Indígena de Cañamomo Lomaprieta no existe, y si existe es porque apareció después de la Constitución de 1991, como expresó una Juez Civil del Circuito de Riosucio en un reciente foro entre las dos jurisdicciones.

El cuento (perdón, el argumento) de la inexistencia no es nuevo. Que se tenga noticia, apareció por primera vez en 1891 en un juicio de deslinde y amojonamiento de la finca "El Peñol", ubicada al extremo norte de Riosucio, entre el cerro Carbunco y el río Riosucio (hoy comunidad San Pablo del Resguardo Indígena Cañamomo), juicio promovido por el abogado Carlos A. Gartner, como apoderado de la señora Avelina de la Roche, viuda del señor Zenón Tascón. El proceso lo perdieron  los indígenas de Cañamomo en la Corte Suprema en 1933 y la señora de la Roche se quedó con "El Peñol".

Después de 1991, bajo un nuevo esquema constitucional, favorable al reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, y en presencia de nueva documentación de archivo, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi no solo demostró la existencia del Resguardo de Cañamomo sino que efectuó su delimitación. El estudio del IGAC se dio en el marco de un programa de identificación de los resguardos coloniales que podrían recibir transferencias de la Nación según el art. 356 de la nueva Carta.

Vale la pena trascender  la información emocional que trasmite la prensa y sacar el tiempo para profundizar un poco en temas tan importantes para el futuro de Riosucio.

Cordial saludo,

luis javier caicedo

jueves, 14 de septiembre de 2017

Comprometidos con la Alma Máter

Comprometidos con la Alma Máter
Por: Jesús Helí Giraldo Giraldo


Este primer encuentro nacional de egresados de la Universidad del Cauca, programado para el 15 de septiembre de 2017 en Bogotá, es la mejor oportunidad de vernos y seguir conociéndonos, y reconociéndonos, a través del recuerdo común y memorable de pertenecer a una gran institución universitaria, a la cual seguimos atados como a nuestra madre biológica,  por un cordón umbilical invisible marcado por el amor que nunca nos deja desprender, indicativo de que no estamos solos en el universo y que tenemos un origen imposible de desconocer.
Es una manifestación excitante de identidad con la Universidad, y lo que somos gracias a ella, identidad que es más fácil manifestar en colectivo que en forma aislada, al consolidar ideas que pueden ser afines, divergentes o contradictorias, que permiten la expresión de la diversidad en el hogar de la tolerancia proyectado en el encuentro.
Este encuentro debe despertar las fibras que nos unen como unicaucanos y enlazarnos en los propósitos comunes y en los intereses de la Universidad y de Colombia porque no buscamos nada individual, vamos hacia lo colectivo y lo público, tan olvidado en nuestra formación y común hacer, enfocados en el éxito personal, desconocedor muchas veces del existir humano como cuerpo y como equipo.
Esta es la ocasión propicia para convertirnos en un punto  de apoyo a la cultura, y a las culturas, al hacer manifestación pública y en colectivo, de principios y propósitos, de símbolos de identidad, de escuchar y potenciar a creadores y a sus creaciones. De entender la fuerza que reside en lo comunitario y expresar a la Universidad del Cauca y a la educación colombiana nuestra lealtad y pertenencia, y aportar nuestra experiencia a la comunidad y al país.
Con este encuentro fortificamos la memoria, la incorporamos y transformamos en presente que nos rescata del estado de inmovilidad fabricada en el olvido, y nos convierta en propietarios y amos de la historia que une y visibiliza comunitariamente. Hagamos de él un escenario constructor de paz y confianza, de esperanza y unidad, además la mejor excusa para dialogar en forma constructiva y fraternal, casi familiar porque como ex alumnos somos parte de esa gran familia que constituye la Universidad del Cauca sobre la cual es justo pensar, conversar y opinar.

JHGG
hegiral@gmail.com
Bogotá, 2017-09-13



sábado, 2 de septiembre de 2017

El machismo en un dilema emocional

El machismo en un dilema emocional
Por Jesús Helí Giraldo Giraldo


¡Qué machos tan cobardes¡ son los hombres que se atreven a maltratar a las mujeres y a los niños. Cuando deberíamos, como hombres, estar protegiendo, cuidando y amando a los seres más queridos, convirtiéndonos en verdaderos líderes protectores de la manada, no sus verdugos. El dilema entre el deseo a poseer y el temor a perder mantiene las parejas en crisis. 
En lo que respecta al hombre, el machismo impositivo, dictatorial e intolerante, violento y auto destructivo y la codicia que siempre quiere poseer por todos los medios, lo lleva al abuso, no queriendo perder lo que considera suyo, de lo cual estamos altamente equivocados porque nadie puede considerarse poseedor de otro ser humano.
Y, por otro lado, el temor, no siempre expresado, a perder, conduce a la manipulación, los celos y el acoso, la injusticia y el aprovechamiento, en este caso, del más débil, aumentando la incertidumbre y la zozobra, lo cual concluye en mal trato hacia quien más ama, resultado de la confusión y el desequilibrio emocional que le hace perder la razón.
Las épocas de la esclavitud y el feudalismo hace tiempo quedaron atrás, hoy se impone la independencia, la libertad y el libre desarrollo de la personalidad, incluida la de los más débiles.

JHGG

Bogotá, 2017-09-01